jueves, 19 de enero de 2017

El reino de Principoso


Ahora que ya ha pasado más de un mes desde que Treintamami saltó al vacío de la madresfera y ya vamos cogiendo algo de confianza… me apetece abrir las puertas del reino de Principoso. 
En realidad, esta semana he estado viendo las habitacionesde los hijos de algunos famosos y me ha dado envidia (o no, porque para gustos, colores y para mí hay cada una que no hay por donde cogerla) y quiero enseñar cómo nos quedó hace ¡casi dos años ya! la habitación de nuestro peque. 
No tiene nada de especial, aunque para mí es la más especial del mundo porque todo son recuerdos de los días en los que la montábamos. De hecho, ahora me rio con las prisas que me entraron en su día… cuando la realidad es que el niño tiene 15 meses y el trono del reino aún no se ha ocupado, vamos, que está prácticamente sin estrenar. Eso sí, creo que volvería a montarle la habitación una y mil veces más, porque qué sería de un embarazo sin la emoción de preparar su habitación, lavar su ropa, doblarla mil millones de veces… pequeñas cosas que marcan la diferencia.

Lo primero que hicimos fue buscar una temática. Las finalistas fueron: piratas y astronautas. Nos decantamos por estos últimos porque en nuestra casa es un poco especial esto del espacio. Cuando yo era muy pequeña, pero muy, muy pequeña tenía algún tipo de fijación con el espacio, es más, pobres mis padres si por un casual yo me enteraba de que había lluvia de estrellas o similares porque ya podía ser la noche más nublada posible que yo no paraba hasta convencerles de salir a la calle a ver las estrellas. Decía que quería ser astrónoma. Ahí es nada.
Después conocí a Treintapapi y por lo tanto también a su hermana, mi cuñada. Ingenieros los dos, la tata de Principoso ha llegado a trabajar en la Agencia Espacial Europea por lo que la obsesión ya es máxima en esta casa. La decisión estaba tomada.

Cuna: Aquí viene lo divertido. La cuna. Sí, sí esa que está sin estrenar. Nos decantamos por un mueble convertible de Muebles Ros porque nuestra casa sólo tiene dos habitaciones y no sabemos cuánto tiempo esto seguirá siendo así, presumiblemente mucho tiempo. 
Queríamos algo que sirviera para muchos años y que en caso de tener otro bebé uno pudiera ocupar la cuna y el mayor quedarse con la cama de abajo… A mí me parece muy bonita y el toque que le da el móvil de Y bajarte la luna junto con el juego de sábanas de Pirulos la hace muy entrañable.





Decoración paredes: Compramos un vinilo y, sorprendentemente, a pesar de tener a mi amigo gotelé con nosotros, después de dos años no se ha despegado ni un poquito. También recurrimos a Y bajarte la luna que hace unos bastidores que son para enamorarse; y en una de las paredes directamente imprimimos algunas imágenes que nos gustaban y las colocamos en marcos típicos de Ikea. 




Lámpara: Fue lo más complicado. No encontrábamos nada que cuadrase con la temática y que no se pasase de nuestro presupuesto. Os vais a reír pero hace dos años no había nada, pero nada de cosas de astronautas para niños en las tiendas, ahora hay millones de ideas… Siempre bromeamos diciendo que lo hemos puesto de moda. ¿Qué hicimos? Comprar el típico globo de papel y ponerle pegatinas de goma eva. Un acierto porque ahí sigue, sin problemas.



Rincón de lectura: Aquí colocamos una mesita con sillas de Ikea que justo ahora empieza a usar y aprovechamos la parte de estantería que tiene la cuna para colocar libros, cuadernos, pinturas a su altura para que pueda manipularlos sin nuestra ayuda y por encima de la mesa dos baldas expositoras de cuentos.



Almacenamiento de juguetes: ¿Qué haríamos sin las Expedit con cajoncitos? Pues eso, yo en mi casa poco. Además, colocamos un cesto de tela que en principio iba a ser para su ropa sucia (cuando creía que era de super buena madre no mezclar su ropa con la nuestra y lavarla por separado) pero que ahora está lleno de juguetes también. 



Otros detalles: Para completar la habitación pusimos una alfombra de Lorena Canals, la mítica Poäng de Ikea, guirnalda de luz de Natura, Cortinas de El Coatí (Galapagar, Madrid) y un móvil con forma de cohete, entre otras cosas.





¿Qué os ha parecido la habitación de Principoso?


     Tenéis más detalles en Pinterest

No hay comentarios:

Publicar un comentario