martes, 28 de febrero de 2017

Culetes secos, piel en orden


Hoy vamos a hablar de pañales, los que hemos usado con Principoso, los que estamos utilizando ahora y los que es probable que empecemos a gastar.

Antes de que el niño naciera teníamos claro que íbamos a empezar con Dodot Sensitive, fueron los pañales que llevábamos en la bolsa del hospital y los que empezamos a utilizar hasta que ingresó en neonatos.
Allí teníamos que utilizar los pañales que nos daban porque iban pesados. Sí, sí… tenían que tener control de qué cantidad de pis hacía para vigilar una posible deshidratación debida al tratamiento de fototerapia que le estaban haciendo.
Los pañales del hospital eran ¡horror! Entre estos nueve días que estuvo ingresado y los 3 que tuvimos que volver para iniciar su tratamiento para el corazón no conseguíamos que el culete se recuperase. Pobrecito ¡cómo lo tenía! Hasta heridas… En cuanto nos dieron el alta empezamos en casa con nuestras rutinas y en poco tiempo estaba perfecto. Pañales y toallitas Dodot Sensitive, Bepanthol en cada cambio de pañal y pasta al agua (Eryplast, Lutsine) por las noches si era necesario. “¡Culete suave como el de un bebé listo!” Tengo que decir que nunca más hemos tenido problemas con estas molestas rojeces, ni con la salida de los dientes…

¿Qué puedo decir de Dodot Sensitive? Que no podíamos estar más contentos, los volvería a comprar una y mil veces más. Si volviera a ser mamá, y económicamente me lo pudiera permitir que esto no hay que perderlo de vista, volvería a comprarlos sin dudarlo. Estuvimos usándolos hasta la talla 2 (3-6 kilos). De la gama Sensitive existen la talla 1 (2-5 kilos), 2 (3-6 kilos) y la 3 (5-10).

¿Qué hicimos después? Pues estuvimos utilizando Dodot Activity hasta que el peque cumplió el año. También estábamos muy contentos con ellos pero veíamos que todos los problemas de piel que parecía que tenía Principoso, y que ya os conté, se iban solucionando y a partir del año empezamos a utilizar pañales de marca blanca. Si por nosotros fuera hubiéramos seguido con los Activity siempre, pero económicamente es para pensárselo.
De momento estamos muy contentos con ellos, es cierto que tenemos un niño que no se queja demasiado en lo que a pañales se refiere, pero es que de verdad pensamos que nos van bien.

Pero, ¿qué ha ocurrido ahora? Cómo sabéis, si me seguís en Instagram, nos mandaron un paquete de los nuevos Dodot para probarlos y así hemos hecho. Los estamos usando por la noche y aunque como os digo mi peque nunca ha dormido mejor o peor por el tema del pañal, sí que es cierto que por las mañanas he empezado a notar dos cosas: el culete no tiene marcas en la piel de las arrugas del pañal y de estar, hablando claro ,“recocido” y que se levanta sin la típica pelota entre las piernas hinchada llena de pis. 

Los nuevos Dodot se acercan bastante a los Activity, o por lo menos a mí me lo parece. Tienen tres tubos ultra-absorbentes que son los que distribuyen la humedad y creo que los “culpables” de que yo no note esa pelota entre las piernas por las mañanas. El pañal también cuenta con microperlas absorbentes, ahí es nada. Según la información que acompaña el producto “el pipí es encapsulado por microperlas que absorben hasta 30 veces su peso y ayudan a evitar que la humedad retorne a la superficie”.

Respecto a la ausencia de marcas en la piel con la forma de las arrugas del pañal yo creo que es por la textura, así como si fuese algodón. En serio, si pasas la mano por el culete no se nota humedad. En definitiva, después de probarlo puedo decir que esas 12 horas seco de las que habla la promoción en nuestro caso es real. 

Como apunte personal creo que una mejora que se ha conseguido con los nuevos Dodot es el tema del olor. Después de los Activity y antes de pasar a los de marca blanca estuvimos utilizando los Dodot Azul un breve, brevísimo periodo de tiempo. Dejamos de hacerlo porque el olor era insoportable, por lo menos en nuestro caso, y eso con estos pañales nuevos no lo notamos en absoluto.

Y ahora, ¿qué vamos a hacer? Pues vamos a seguir con nuestros pañales de marca blanca por el día, porque nos van bien, nos gustan y creo que no nos compensaría utilizar estos nuevos pañales todo el día por motivos económicos. Además, mi hijo, imagino que como el de muchas de vosotras, tiene esa estupenda costumbre de hacer caca en cuanto les has bañado, puesto un pañal limpio… y para eso preferimos gastar los que teníamos hasta ahora. Lo que sí vamos a hacer es utilizar los nuevos por la noche ya que los resultados a mí me han convencido.

Este post no pretende sentar cátedra en cuanto a qué pañales son mejores o peores, os hablo de nuestra experiencia. A algunos bebés les irán mejor unos y a otros, otros. Pero todas las opiniones son válidas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario