jueves, 6 de abril de 2017

Lavar los dientes al pequeño ratoncito


Si alguien me preguntase desde cuando me lavo los dientes pues la verdad no sabría qué contestar… Desde que tengo recuerdos tengo constancia de haberme lavado los dientes pero dudo mucho que mis padres, no por malos padres o por dejadez sino porque creo que ahora estamos más concienciados con la salud bucodental, me lavasen los dientes siendo un bebé.
El tema de los niños pequeños con caries asusta un montón, por ellos, por su salud evidentemente, pero por el bolsillo de los papis también no nos engañemos.

Desde que nació Principoso le pasaba una gasita mojada en agua por las encías para retirar restos de leche que hubieran quedado pero tampoco me volvía loca ya que era lactancia a demanda hasta que él quiso por lo que alimento en la boca tenía la mayor parte del tiempo (los dedales de silicona también sirven aunque más para generar el hábito en el niño que para eliminar residuos).
Si los odontopediatras leyeran este párrafo se llevarían las manos a la cabeza porque la leche materna tiene lactosa y también puede generar caries pero madres del mundo, seguro que me entendéis cuando os digo que si casi no se duerme y estás toda la noche con el pecho al aire ¿cómo vas a lavarles las encías/dientes después de cada toma? ¡Se desvelarán y habrá que volver a empezar!

A los cuatro meses ya habían salido a saludarnos sus dos primeros dientes y el resto empezaron a salir bastante rápido, o igual no y es el ritmo normal y en mi ignorancia de primeriza me ha parecido muy rápido. El caso es que con 18  meses Principoso tiene casi 14 piezas fuera y ahora el cepillado ya es sí, sí o también.  En realidad empezamos a ser más estrictos desde que le salió el primero, aunque lo de los 3 cepillados diarios lo llevamos un poco mal.

Desde el primer diente
Si entráis en Odontología Pediátrica podéis ver cómo aconsejan el cepillado dental desde que aparece el primer diente, algo que muchos pediatras y enfermeras no tienen muy interiorizado todavía y quizá no le dan la importancia que debieran. No sé vosotras pero a mí en ninguna de las revisiones de Principoso me han preguntado por su higiene dental y por cómo va la salida de dientes. Eso sí, mostrar preocupación porque es hijo único (tiene 18 meses un poco de tiempo señores) y no va a ninguna escuela infantil en todas las revisiones.

Caries
“La caries es una infección del diente producida por los microbios que viven en nuestra boca y son la enfermedad crónica infantil más común. La caries de la primera infancia o “caries del biberón” puede producirse desde el mismo instante en que aparecen los primeros dientes en la boca del niño. Desde este mismo instante, pues, es conveniente empezar la limpieza bucal de sus dientecitos, que se llevará a cabo con una pequeña gasa húmeda.  Además, la Sociedad Española de Odontopediatría (S.E.O.P.) defiende que la primera visita al dentista se realice al primer año de vida”

Pues en nuestro caso ya vamos tarde. ¿Alguna de vosotras ha acudido durante el primer año al odontopediatra?, ¿entra por la seguridad social?, ¿es privado? Creo que aprovecharé la revisión de los 18 meses de la semana que viene para salir de dudas.

No pasa nada, son dientes de leche: ERROR
“Cualquier infección en el diente temporal que progrese por la raíz creará una bolsa de pus que afectará al diente permanente. A veces los dientes definitivos salen con malformaciones, manchas o lesiones secundarias a la infección que tuvo el diente de leche en su día y no se trató de forma adecuada. Por ello, es un gran error pensar que, puesto que algún día se le caerán los dientes de leche, no hay que preocuparse demasiado por su cuidado”.

Cómo lo hacemos nosotros
Volviendo al tema de cómo lo hacemos nosotros para lavar los dientes a Principoso, lo primero que hice fue comprar un cepillo para él, blandito y que pudiera ser manipulado con sus pequeñas manitas y lo segundo el tema de la pasta de dientes. Tiene que estar indicada para su edad, es decir de 1000 ppm (partes por millón) de ión flúor y tan sólo manchar el cepillo en el caso de los bebés y una cantidad similar a un grano de arroz en el caso de niños más mayores..
No os lo voy a negar. Me volví loca buscando la pasta hasta que al final compré la pasta de dientes orgánica Jack and Jill en Tutete.
Nos gusta mucho, mucho!




De momento hemos pasado por muchas fases: lo odio, me encanta, no me gusta, me parto de risa al lavarme los dientes… Ahora mismo estamos en el momento de ni te me acerques con ese cepillo. Es una lucha sin cuartel. Creo que la salida de los colmillos tiene mucho que ver. Probablemente esté dolorido y no quiera saber nada de cepillar sus dientes.

Evidientemente
Como mama primeriza os aconsejo este blog https://evidientemente.wordpress.com me ha ayudado para darme cuenta de que casi todo lo estaba haciendo mal!!!!!!!  Posturas a la hora de cepillarle, cómo hacerlo…
¿Vosotras sabíais esto?: “Posteriormente diremos al niño que ESCUPA, pero NO que se enjuague. No hay que enjuagarse tras el cepillado, ni niños ni adultos. El riesgo de que con la ingesta de esa escasísima cantidad de pasta suceda un evento negativo es bajísimo. De hecho, a pesar de las investigaciones constantes sobre la cuestión, no se ha encontrado un solo caso de fluorosis ni ningún efecto secundario por cepillarse con pasta fluorada 3 veces al día”. Me siento súper ignorante a nivel dental.
A lo que iba que me enrollo, que el blog y la autora me gusta mucho porque además de odontóloga es mamá  lactante de una niña de 3 años y medio y eso se nota.
Os animo a que entréis.

Una última duda: ¿cepillo eléctrico?
Tanto Treintapapi como yo utilizamos cepillo eléctrico y la verdad no lo cambio por nada. Cada vez que vamos de viaje y a lo mejor nos llevamos uno manual nos quedamos con la sensación de que los dientes no están limpios… imagino que son costumbres o manías. El caso es que ahora que utilizamos la imitación en el momento del cepillado dental para ver si Principoso deja de verlo como algo traumático, él quiere coger los nuestros siempre. Y he pensado "oye y ¿si probamos con uno para niños?". Le tengo echado el ojo a éste de Tutete, aunque sé que pone para 3 años... ¿vosotras qué opináis?, ¿usáis cepillos eléctricos con vuestras criaturas?, ¿a partir de qué edad? 

En Evidientemente nos dicen que “el cepillo eléctrico sólo está indicado cuando se tiene constancia de que con el manual se hace bien. Lo importante no es el cepillo sino la mano que lo mueve y los ojos que ven cómo y por dónde”. En nuestro caso somos nosotros los que cepillamos los dientes a Principoso, después de dejarle a él probar primero… por lo que no sé si se puede considerar que lo hacemos bien.

¿Qué opináis?


Más info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario